Entrevista a Adrián Marín, jugador del Aficionado B debutante con el Primer Equipo

Entrevista a Adrián Marín, jugador del Aficionado B debutante con el Primer Equipo

publicado en: Destacado, Entrevistas, NOTICIAS | 0


Adrián Marín tiene 19 años y esta temporada está inscrito como jugador del Aficionado B. Sin embargo, el pasado 16 de febrero debutó con el Primer Equipo. Tras una vida jugando al fútbol desde que empezó como Prebenjamín, nos cuenta cómo llego al Lugo: “Empecé en Fútbol 7, y tras pasar por varios equipos llegué al Lugo Fuenlabrada como Alevín de segundo año. Desde entonces, estoy feliz en el club.” Aunque el fútbol es una de sus pasiones, actualmente compagina su entusiasmo por el fútbol con sus estudios superiores en Acondicionamiento Físico.

En el campo, Adrián ocupa la posición de extremo. Su debut con el Primer Equipo no es casualidad, ya que es el segundo máximo goleador en la categoría del Aficionado B, con 17 goles en 16 partidos. El joven extremo, entre risas quita peso a estos números: “Podría haber marcado muchos más, porque he fallado unas cuantas”. Aunque la aportación goleadora de Adrián al Aficionado B es más que evidente, no hay que olvidar que el fútbol es un deporte de equipo y el jugador nos cuenta las claves para que el equipo se posicione cuarto en la clasificación a tan solo 1 punto del tercer clasificado y 6 del primero: “Somos un equipo que nos conocemos desde pequeños y jugamos como un equipo de verdad”. Y es que el Aficionado B lleva la friolera de 83 goles en 20 partidos, con una media goleadora de 4,2 goles por partido. Adrián nos cuenta como juega el Aficionado B: “Intentamos tener la posición y dominar, nuestro entrenador nos regaña cuando damos algún pelotazo. A mí me gusta mucho correr, entonces me gusta cuando se da algo mixto, manteniendo la posesión y cuando haya que desatascar que me echen un balón largo a la espalda de los defensas”.

Adrián nos cuenta como se cocinó el paso al Primer Equipo: “Tras tres partidos en el Aficionado B en los que estaba jugando muy bien, con buenas sensaciones, me dijo mi entrenador que el entrenador del primer equipo me había llamado para entrenar los martes. He estado entrenando martes con el primer equipo y jueves con el Aficionado B, jugando el fin de semana con mis compañeros del Aficionado, hasta que entrené toda la semana con el primer equipo, y me convocaron para el partido de la jornada 20”.

No obstante, Adrián no vivió un debut soñado. Nuestro Lugo perdió 2 a 0, pero además Adrián tuvo un pequeño percance: “Fue un debut un poco raro. Soñé que me iba a quedar dormido e iba a llegar tarde al partido. Al final el sueño se hizo realidad y me quedé dormido, aunque solo me retrasé 30 minutos de la hora a la que nos citó el entrenador. Estaba muy nervioso y no me lo podía creer, sin embargo, el entrenador nada más llegar me dijo que no me pusiera nervioso, ya que era algo que le puede pasar a todo el mundo y la verdad es que me ayudó bastante. Mis compañeros también me ayudaron, diciendo que vaya debut había tenido, de cachondeo”.

El joven extremo nos cuenta las diferencias en el terreno de juego entre una categoría y otra: “Se nota mucho la diferencia de intensidad, quien está andando en el campo se va fuera, hay que estar corriendo todo el rato y la intensidad y el desgaste físico es mucho mayor. Aunque jugué solo 20 minutos, me cansé lo mismo que un partido entero del Aficionado B”.

Este cambio, le ayudó para animar a sus compañeros del Aficionado B: “Los entrenamientos del Primer Equipo también son bastante distintos. Nuestro Equipo Técnico del Aficionado B también le pone mucha intensidad al entrenamiento, pero se nota el salto de categoría. En las semanas que estuve en los entrenamientos de ambos equipos, animaba a algunos de mis compañeros del Aficionado B a ponerle más intensidad, si creía que podían dar más de ellos”.

Este fin de semana Adrián ha vuelto a tener minutos con el Primer Equipo, ayudando desde el banquillo a conseguir la victoria por 1 a 0 frente al C.D.E. Internacional de Móstoles. Adrián nos cuenta su visión respecto a lo que queda de temporada: “Ahora mismo estoy dispuesto a ayudar donde me llamen, ya sea con el Primer Equipo o con el Aficionado B. Es verdad que llegar al primer equipo ha sido genial, pero siento por otro lado que hay que culminar de la mejor forma posible la gran temporada que estamos haciendo con el Aficionado B”.

Al joven extremo además le han cambiado los planes de vida según ha ido transcurriendo la temporada: “La verdad que a principio de temporada había pensado en que este año iba a ser el último compitiendo a este nivel, e iba a pasar a jugar con mis amigos en alguna liga de fútbol 7 para empezar a trabajar y sacar un dinerillo a la vez que estudiaba. Pero con mi debut con el Primer Equipo, y la gran temporada del Aficionado B buscando el ascenso, todo ha cambiado”.

Estamos seguros de que Adrián ayudará al Primer Equipo y al Aficionado B a que cumplan sus objetivos en lo que queda de temporada. Desde el club, animamos a que todos los chicos puedan inspirarse en jugadores como Adrián, que con trabajo y esfuerzo ha conseguido llegar a debutar con el Primer Equipo.

Dejar una opinión