Entrevista a Alberto Bravo Blázquez, entrenador del Benjamín A: “En estas edades los niños son como una esponja a la hora de adquirir conocimientos”.

Entrevista a Alberto Bravo Blázquez, entrenador del Benjamín A: “En estas edades los niños son como una esponja a la hora de adquirir conocimientos”.

publicado en: Destacado, NOTICIAS | 0


Alberto Bravo es un hombre de fútbol. Le encanta en todas sus facetas y es algo inseparable a su estilo de vida. Esta temporada entrena al Benjamín A en su segunda etapa en el Lugo y está mas que encantado. Su experiencia en los banquillos es muy grande, ya que ha entrenado a numerosos equipos incluso ha sido segundo entrenador en la selección sub-12 de Madrid.

Alberto nos cuenta sus primeros pasos en el mundo del fútbol: “Empecé jugando al futbol sala en el colegio. Después al futbol 11, y cuando jugaba sentía que daba muchas instrucciones a los compañeros, asiqué a los 18 años me saqué el primer nivel de entrenador y me dediqué más a entrenar que a jugar. Poco a poco fui sacándome los demás y hoy en día llevo 25 años entrenando”.

La temporada pasada empezó su segunda etapa en el Lugo, tras una primera de 8 años. A pesar de haber estado en numerosos clubes, entrenando y también ejerciendo de captador de jugadores, en el Lugo es en el club en el que más tiempo ha estado. Alberto nos cuenta a que jugadores ha entrenado: “He entrenado a todas las edades y he sido campeón en todas las categorías. Lo que nunca he entrenado ha sido senior”. Sin embargo, Alberto tiene especial debilidad por los más pequeños: “Donde más años he entrenado es en Alevín. Además, las categorías que más me aportan son las más pequeñitas, hasta Infantil. Los niños, son como esponjas a la hora de adquirir lo que les enseñas y van a los entrenamientos con muchísima ilusión”.

Esta temporada, Alberto forma equipo con Manuel Meléndez y Óscar Ramos a la hora de entrenar el Benjamín A. Alberto está encantado con sus compañeros, y nos cuenta que: “Da igual la figura del primero, segundo y tercero, al final somos un equipo”.

Los Benjamines son niños entre 8 y 9 años. Alberto nos cuenta la manera de entrenar a niños de estas edades: “Al crío hay que ir metiéndole los conceptos básicos poco a poco. En base a la experiencia de mis compañeros y mía, vamos paso a paso cubriendo etapas. Nos vamos marcando objetivos y a la hora de conseguirlos pasamos al siguiente objetivo a medio-largo plazo”. En concreto, nos cuenta el procedimiento de esta temporada, en el que trabajan con un grupo con numerosos jugadores nuevos: “La primera fase de la temporada hemos empezado con un trabajo analítico. Hemos trabajado la técnica individual, los perfiles, etc. Ahora ya estamos con la posesión, las superioridades… Vamos poco a poco con los objetivos y nos está funcionando bastante bien, porque el grupo está aprendiendo a un ritmo más rápido del previsto”.

Y es que, el Benjamín A se encuentra 4º en la clasificación empatado a 19 puntos con el tercer clasificado, el Getafe C.F. S.A.D. “A”. Además, el segundo clasificado se encuentra a 21 puntos y lleva un partido más disputado que nuestro Lugo. Alberto nos cuenta sus sensaciones: “El equipo que nosotros tenemos es muy competitivo. Vamos a jugar, pasarlo bien y, sobre todo, competir. Además de estar arriba en la clasificación, hemos jugado contra todos los de arriba con buenos resultados”.

El Benjamín A se encuentra en el grupo 13 de la categoría Preferente Benjamín. Alberto nos cuenta su perspectiva de cómo le está yendo al equipo en la máxima categoría: “En base a mi experiencia, creo que las categorías están para algo, hay mucha diferencia entre una u otra. En preferente hay 6 o 7 equipos que cualquiera puede ganar a cualquiera”.

Alberto hace un análisis respecto a los objetivos del Benjamín A esta temporada: “Nuestro objetivo sigue siendo el mismo que al empezar la temporada. El que primero nos marcamos fue formar un equipo, ya que partíamos con muchos jugadores nuevos. El siguiente objetivo que nos marcamos era desarrollar las habilidades técnicas y valores, que para el cuerpo técnico son muy importantes. Después el objetivo es seguir formando a los niños, que vayan evolucionando, y esto es fútbol. La clasificación ya veremos donde terminamos. Si cumplimos todo lo que nos vamos marcando, acompañarán los resultados, pero tampoco es una cosa que nos quite el sueño. Asique el principal objetivo es que este equipo siga creciendo en el club, ya que son jugadores con un potencial muy alto”.

El técnico del Benjamín A tiene claro que el fútbol es una herramienta muy valiosa a la hora de aprender valores para la vida: “Este deporte, como muchos otros, ayuda a adquirir los valores que debe tener cualquier persona en esta sociedad. Se adquieren muchos valores como el respeto a un árbitro, a tus compañeros y al entrenador; el trabajo en equipo, hábitos alimenticios, hábitos higiénicos…”.

Por último, Alberto nos cuenta como es el Lugo como club: “El Lugo es una gran familia. Cuando yo estuve en mi anterior etapa, había más equipos y no estábamos tan unidos, teníamos un poco menos de relación”.
También, analiza los objetivos del Lugo para ir creciendo en un futuro: “Lo ideal es que los niños vayan creciendo en el club. No se trata de que cada año se incorporen 50 niños y se vayan 100. Sino que se vayan incorporando más y yendo menos”.

Alberto es consciente de la realidad a la que se tiene que enfrentar el Lugo como club humilde: “En clubes como el Lugo, van a venir equipos de cantera a por los niños que son muy buenos”. Sin embargo, es motivo para sentirse orgullosos: “Que ocurra esto para los que estamos trabajando es enorgullecerse. ¿Por qué? Porque al final que fichen 3 o 4 jugadores de tu equipo significa que se está trabajando bien”.

La forma de trabajo del Lugo también supone una gran ventaja, según Alberto: “Que se esté trabajando bien hace que captemos jugadores de equipos de barrio. Al final el objetivo es que se hable bien del club por la forma de trabajar, superando a la de otros clubes”.

Alberto no duda respecto al futuro a medio plazo del Lugo: “El club debería ir creciendo paulatinamente a base de trabajo”.

Dejar una opinión