Entrevista a Diego y Hugo Plaza, primos pertenecientes al mismo equipo, el Cadete B

Entrevista a Diego y Hugo Plaza, primos pertenecientes al mismo equipo, el Cadete B

publicado en: Destacado, NOTICIAS | 0

Hugo y Diego tienen en común muchas cosas en esta vida: van al mismo instituto, juegan en el mismo equipo, ambos son mediocentro y también pertenecen a la misma familia, ya que son primos. Además, ambos tienen una cosa en común con sus ascendientes: la pasión por el fútbol: “En nuestra casa siempre hay fútbol, los domingos en casa de los abuelos, ponemos fútbol. Por ejemplo, el Madrid contra el Barça, lo veremos juntos”, nos cuenta Diego.

 Y, en una familia futbolera, como es la familia Plaza, la guinda sobre el pastel ha sido que dos descendientes compartan equipo, según nos revela Hugo: “Nuestros padres, y especialmente nuestros abuelos están encantados, fardan de nietos”.

Hugo y Diego llevan en el Lugo desde que empezaron a jugar a fútbol. Hugo empezó como benjamín de segundo año, mientras que Diego empezó como benjamín de primer año. Sin embargo, nunca habían compartido equipo hasta esta temporada.

Ambos tienen claro lo que les aporta el fútbol en sus vidas, ya que es un deporte que les apasiona, y además les ayuda tanto a despejarse como a aprender valores: “Lo principal que nos aporta el fútbol es desestresarnos y divertirnos, por supuesto. El fútbol además nos enseña valores como el compañerismo”, dice Hugo. Además, añade Diego: “Dejamos de pensar en el estudio. El futbol nos enseña una forma de trabajar diariamente, y ser más constante”.

Todos sabemos la importancia que tiene para la salud de cualquier persona la práctica y hábito de cualquier deporte o ejercicio físico desde pequeño. Hugo lo tiene claro: “Yo por lo que veo en mi clase, casi todos hacen algún deporte, pese a que exista el tópico de que los jóvenes de hoy en día estamos muy enganchados a las tecnologías”.

Diego Plaza en el entrenamiento del Cadete B

Los caminos futbolísticos de Hugo y Diego se han juntado esta temporada en el Cadete B. Este equipo es el actual líder de su categoría, con 14 victorias y tan solo 2 empateS y 1 derrota. Además, lleva 64 goles, con una media goleadora de 4 goles por partido. Los Plaza nos cuentan que hay detrás de este increíble trabajo: “Creo que una de las claves de los buenos resultados es que el equipo ya se conoce desde hace tiempo. Esto produce un gran ambiente dentro del grupo. Yo este año es el primero que juego con ellos, pero me he adaptado bien, además que conozco a casi todos de cuando venía a ver jugar a mi primo”, nos cuenta Hugo.

No obstante, hay algo detrás de este gran grupo de jugadores, añade Hugo: “Aunque creo que lo más ha influido en que lo estemos haciendo así, ha sido nuestro entrenador. Nos ayuda mucho a todos, sobre todo anímicamente. Sabe hasta dónde podemos llegar y nos ayuda a dar el máximo. Con un entrenador soso, el equipo no iría tan bien. Es verdad que todos los años he aprendido algo con todos los entrenadores que he tenido, pero este año, sobre todo, ha sido el año que más he aprendido con balón y a funcionar como un verdadero equipo”.

Los chicos del Cadete B recibiendo instrucciones de su entrenador

Diego, nos cuenta como sacan adelante su fútbol de dominio: “Sobre todo este año intentamos tocar más el balón y dar menos pelotazos. El entrenador siempre nos dice que saquemos el balón desde atrás, que lo juguemos al primer toque”.

Su estilo de fútbol se refleja en el área rival, con las grandes estadísticas de cara al gol. Hugo nos muestra su perspectiva: “Prácticamente todos hemos marcado algún gol, por eso llevamos tantos goles. El fútbol de dominio ayuda a conseguir estas estadísticas. De nuestros delanteros uno lleva 14 goles y otro 12, pero en sus goles la mayoría son jugadas que hemos trabajado todos y han pasado casi por todos, aunque luego haya que estar ahí para meterlas”.

Diego y Hugo coinciden en lo mismo: “Nos sentimos cómodos jugando este estilo de fútbol”.

En este deporte, no es fácil manejar las rachas de victorias, ya que cualquier despiste puede perjudicarte. Además, puede añadirse una presión psicológica en cualquier tipo de racha. Diego nos cuenta como se toman los encuentros: “Cada partido que jugamos es uno nuevo, yo no pienso en si llevamos ganado casi todo, o que pasa si perdemos, yo pienso en el partido que nos toca sin ponernos nerviosos”.

Además, añade Hugo: “Tenemos margen de error, pero no nos ponemos nerviosos, jugamos como sabemos y si no nos sale, pues no nos ha salido. Con tranquilidad y cabeza logramos sacar todos los partidos”.

Hugo Plaza en un partido contra el Cadete A

Al Cadete B no le favorece el calendario, y es que en las tres últimas jornadas se enfrenta con los actuales tres perseguidores de nuestros chicos. Aunque, aún quede mucho por disputar estos encuentros, los Plaza nos hacen un análisis de estos equipos y nos dan las claves para seguir siendo líderes: “Estos tres equipos físicamente son superiores, pero técnicamente tenemos buen equipo, y jugando a lo que sabemos, solo nos ha ganado uno, asique tenemos que confiar en nuestro trabajo. Además, no juegan en equipo como nosotros”, nos comenta Hugo. Añade Diego: “Lo importante ahora es no dejarse puntos contra los de abajo, y afrontar los tres últimos partidos, que difíciles con cierto margen, por si fallamos en alguno, seguir siendo líderes”.

Hugo y Diego tienen clara su posición frente a la violencia en el fútbol: tolerancia cero. Nos cuentan su opinión: “No he vivido ningún partido en el que haya insultos, pero me parece una falta de respeto que se metan con un jugador en concreto. Para mí, la grada no tiene que opinar nada de lo que pasa en el campo”, nos comenta Diego. Hugo por su parte, añade su perspectiva de lo que ocurre en el fútbol profesional: “Al final todos los jugadores profesionales, entre los partidos que juegan y la selección, se conocen, y muchos son amigos. Cuando la grada insulta, entra en algo que no debería entrar. Los jugadores lo que quieren es jugar, el espectáculo está en el campo, y no debería estar en la grada”.

Hugo observa a su primo Diego en el entrenamiento

Por último, nos dan su perspectiva sobre la labor arbitral en el futbol base, que a veces se vuelve un trabajo complicado: “Técnicamente, quien debe dirigirse al árbitro es el capitán, y como ninguno de los dos somos, intentamos hablar con el árbitro lo mínimo. Yo si quiero decirle algo, se lo digo con educación”, nos cuenta Hugo. Diego añade: “A veces parece que tienen la culpa de todo, te han metido gol, culpa del árbitro, has metido gol el otro equipo dice que es culpa del árbitro. Ellos intentan hacer lo que tienen que hacer, su trabajo. Ser árbitro es muy complicado y a veces no se valora”.

Desde el C.D.E. Lugo Fuenlabrada, queremos mandar todo el apoyo y la suerte a Diego, Hugo y todo el Cadete B para que acaben la temporada de la mejor forma posible. Manteniendo el trabajo constante realizado a lo largo de la temporada, estamos seguros de que el Cadete B logrará sus objetivos. ¡Vamos Lugo!

Dejar una opinión