Entrevista a Félix Mora, parte del Lugo desde su fundación: “Un club es como una pirámide, si hay una buena base todo funciona bien”

Entrevista a Félix Mora, parte del Lugo desde su fundación: “Un club es como una pirámide, si hay una buena base todo funciona bien”

publicado en: Destacado, Entrevistas, NOTICIAS | 0

Félix Mora Sereno es el actual entrenador del Prebenjamín B y también entrena al Juvenil B junto a Raúl. En club, todo el mundo le tiene mucho cariño ya que es uno de los hombres más experimentados. ¿Por qué? Porque lleva en el Lugo desde su fundación en 1995.

Félix nos cuenta cómo empezó la historia del Lugo Fuenlabrada hace 25 años: “Todo empezó junto al presidente, Braulio. Hicimos primeramente un benjamín, se subió al alevín y ya se empezaron a hacer infantiles. Al año siguiente un cadete y luego a partir de los 3 o 4 años siguientes los demás equipos”.

Hoy en día es más simple que antes fundar un club, y hay muchos clubes nuevos que intentan hacerse un hueco. Sin embargo, Félix cree que: “Es muy complicado que nuevos equipos se asienten. Los clubes con bases formadas llevamos muchos años en esto”.

Y es que Félix tiene muy claro que el asentamiento de un club de origen humilde como el Lugo se debe a su base formativa: “La clave siempre ha sido trabajar con la base y tener base. Esto es una pirámide, si la pirámide tiene buena base todo funciona bien. Si tu tienes una base de chupetines, prebenjamines y benjamines, ya te llegarán los Alevines, Infantiles y Cadetes. Sin embargo, si tu directamente haces un infantil, no sabes lo que te va a llegar desde fuera.” 

Es por esto por lo que Félix, en sus 25 años en el Lugo, siempre ha preferido entrenar a los más jóvenes: “Intentamos desde el principio enseñarles el control, la conducción, la colocación… y también la educación, el respeto en el vestuario…”. Sus principales equipos han sido de categoría Alevín e Infantil. Con estos últimos empezó su trabajo en el Lugo Fuenlabrada.

En su trayectoria como entrenador, Félix ha sido capaz de adaptarse a la evolución del fútbol moderno: “Hoy en día trabajas más la posesión y el balón. Se hace menos entrenamiento puramente físico, ya que se trabaja el físico con el balón por ejemplo”. Además, utiliza toda la información disponible en internet aplicarla a sus métodos: “Hoy en día te metes en la red y puedes encontrar información sobre lo que quieres trabajar, por ejemplo, durante un año entero”. También se documenta con numerosos libros: “Soy un loco de Guardiola, traigo un par de libros a Raúl y hacemos ejercicios de posesión de Guardiola. Es facilísimo de aplicar los métodos de los libros con los chavales”.

Este año, Félix entrena al Prebenjamín B, formado por niños de primer año. A estas edades, el método de trabajo es especial, según nos comenta Félix: “La forma de entrenar con el prebenjamín es totalmente distinta. Trabajamos para que se diviertan en estas edades. Por ejemplo, de un prebenjamín de primer año a un segundo hay mucha diferencia. A algunos les enseñan a coger el balón e ir a la portería. Es por eso por lo que en estas edades hay resultados tan abultados. Sin embargo, yo les digo, a vosotros que no os importe el resultado. Hay que tocar el balón, divertirse y jugar”.

También, ayuda a Raúl en la labor de entrenar al Juvenil B: “Con Raúl me compenetro muy bien, trabajamos como un equipo. Dividimos el trabajo y, además, dos personas son mejor que una, tenemos más puntos de vista a la hora de tomar decisiones”. 

Félix analiza la situación del Juvenil B, en la undécima posición empatado a 19 puntos con el C.F. Fuenlabrada S.A.D. “D”: “Hay buen equipo, pero no hay que olvidar que somos un equipo prácticamente nuevo, exceptuando 3 o 4 jugadores. Somos un equipo que se está haciendo y creo que vamos a terminar bien. Los chicos intentan competir y en el vestuario tienen un comportamiento excepcional. Todos llevan la voz al unísono, animándose y apoyándose entre ellos. Hay partidos que íbamos perdiendo, y al descanso, han dialogado entre ellos y se han animado tanto que han sido capaces de remontar el partido”. 

El Juvenil B ha sido capaz de competir en todos los partidos, ya que los que ha perdido han sido por un resultado muy ajustado: “Algunos partidos se nos han ido por mala suerte, pero los chicos trabajan bien. Los partidos que hemos perdido han sido partidos competidos, con algún error fortuito o con rivales que nos han hecho gol en la única que han tenido cuando hemos tenido veinte. Pero han sido partidos trabajados”.

Félix tiene muchas esperanzas gracias al trabajo del Juvenil B: “Al ser un equipo nuevo, creo que vamos a ir progresando y soy optimista para el resto de la temporada”.

En cuanto al futuro del Lugo como club, es también muy optimista respecto al grupo de jugadores y entrenadores que se está formando y la evolución de la metodología de trabajo.

Dejar una opinión